Diario de una residencia – Los Gázquez – Día 9

20 de Agosto – Hoy he realizado la copia en arcilla a partir del molde de yeso, aunque no lo veo nada claro… Aunque la forma y la textura de la copia me resultan muy interesantes, tengo una crisis de fe y no me gustaría invertir el dinero en la cocción de la pieza y que explote en el horno y acabar compuesto y sin pieza, después de todo el trabajo. El realizar la plancha de arcilla era una buena idea para controlar el grosor, pero se ha agrietado toda por la parte exterior y es bastante probable que explote en el horno, eso por no mencionar los pequeños trozos de yeso que se pueden haber desprendido del molde y que también hacen que la pieza explote…

Al final he llegado a la conclusión que será más seguro hacer la pieza en dos partes: la parte superior -que puede ser de cualquier material- y la parte inferior que puede ser un jarrón de terracota ya hecho y adaptado. El factor tiempo esta resultando un obstáculo para poder realizar la pieza con materiales del lugar: la arcilla cocida necesita tiempo de secado y de cocción, además deberia hacerla un alfarero con un torno, puesto que con el molde es más difícil. Por otra parte Simon tiene ideas magníficas pero imposibles de realizar: realizar la pieza superior con la resina de los pinos del lugar… En fin que hoy toca jornada de reflexión…

La plancha aplicada al molde.

El molde con las tres partes de barro unidas.

Abriendo el molde.

El molde y la copia en barro.

El molde y la copia en barro.

Base para hacer las planchas de arcilla para el molde. De este modo obtengo una plancha de unos 2 cm de grosor.